Guia de compras

guia-compras

El término Jade comprende dos minerales: jadeíta y nefrita. La Jadeíta, el tipo de Jade que encontramos en Guatemala, es de mayor dureza que la nefrita, que generalmente se conoce como “Jade Chino”. La Jadeíta también tiene una variedad más amplia de colores, que va desde los blancos, diferentes tonalidades de verde, lila, naranja, amarillo, azul claro al escaso negro.

Debido a su mayor translucidez y una mayor variedad de colores, la jadeíta es generalmente más costosa que la nefrita. Pero, ¿cómo podemos diferenciar la jadeíta de la nefrita y de otro tipo de piedras o imitaciones?

1. Pregunte si la piedra es jadeíta o nefrita. La jadeíta es la forma más cara de jade y si bien es similar a la nefrita, éstas difieren en sus colores y composiciones químicas. La jadeíta tiene una variedad más amplia de colores mientas que la nefrita es generalmente verde, blanca, amarilla o roja. La jadeíta es mucho más escaza que la nefrita, por lo que tiene más valor.

2. Pruebe la dureza de la piedra con equipo especializado. La dureza de varios minerales a menudo se mide en la escala de Mohs, ideada por el alemán Friedrich Mohs en 1812. En esta escala, la nefrita por lo general registra entre 6 y 6.5. En comparación, la jadeíta tiende a ser ligeramente más densa y dura, registrando de 7 a 7.5 en la escala.

3. Examine la estructura fibrosa. Expertos con el equipo adecuado son capaces de diferenciar el jade jadeíta del jade nefrita al observar las estructuras fibrosas específicas de cada mineral. La nefrita tiene una estructura granular más flexible, que al romperse, se astilla o se granula. Sin embargo, la jadeíta al ser observada bajo un microscopio de gran alcance, tiene una estructura mucho más rígida de enclavamiento granular, lo que explica su mayor dureza.

4. Sostenga la pieza de jade bajo una luz fuerte y busque sus defectos. Si usted no ve ningún defecto, es una imitación. Debido a que el jade es una piedra natural, tendrá grietas y venas que serán claramente visibles, a excepción de jades especiales, como el imperial o el jade princesa, que pueden llegar a no tener ningún defecto.

5. Examine el color. No deberá ser puro o traslucido, sino más bien opaco y turbio. Sin embargo, existen algunos tipos de jade que son traslucidos, como el caso del jade imperial, jade princesa y naranja.

6. Examine la textura del jade pasando la punta de su dedo por la superficie. Deberá sentir diminutas grietas y pequeñas variaciones en la superficie, las cuales no se consideran daños en la piedra, debido a que ocurren de forma natural. Si la superficie es lisa, lo más probable es que sea una imitación.

7. Sostenga la pieza de jade en la mano. Se deberá sentir fría al tacto. Deje que se caliente hasta que alcance la temperatura de su cuerpo y suéltela. Agárrela de nuevo a los 30 segundos. Si se encuentra fría de nuevo, es probable que sea real. Si se trata de vidrio, se sentirá tibio al tacto.

8. Busque una estructura cristalina. La jadeíta y la nefrita a veces tienen una estructura cristalina visible. Si Usted no puede ver la estructura, examine la piedra bajo una lupa.

9. Observe la superficie de la piedra. La jadeíta y la nefrita son más brillantes y con una superficie aparentemente más dura.

10. Examine la piedra en busca de rasgaduras. No debería de encontrar signos de desgaste en la jadeíta.

CONSEJOS AL COMPRAR JOYERÍA DE JADE

1. Elija una piedra con colores intensos. Podemos encontrar jade en muchos colores, incluyendo varios tonos de verde, lila, naranja, blanco y negro. El verde, sin embargo, es el color más popular. Las piedras más caras tienen un color verde más claro.

2. Compre jade de buena calidad, que se encuentre en su estado natural y no haya sido sometido a tratamientos artificiales.

3. La jadeíta más fina es generalmente traslúcida, pero existen casos en donde no lo es.

4. Observe el precio de la pieza. Si el precio es bajo, la pieza de jade puede estar teñida, alterada o hecha de un material diferente al jade.

5. No confié en el color. Aunque el jade se considera a menudo como verde, la jadeíta y la nefrita vienen en una amplia gama de colores.

6. No compre jade sólo porque el color se ve bien. El jade teñido puede ser engañoso, pero perderá el color y valor en cuestión de unos pocos años.

7. El color, su intensidad, distribución, claridad, la transparencia y la textura son cualidades que determinan el valor de la piedra. Un jade imperial de color intenso y traslucido, tiene los precios más altos.

8. La dureza del Jade es una cualidad que lo define. Muchas variedades son más duras que el acero. Esto hace que el jade sea una piedra preciosa ideal para uso diario, ya que no debe preocuparse de que se arruine fácilmente. Como con cualquier piedra preciosa, la calidad del jade se refleja en su precio. En algunos casos, la más alta calidad de jade puede ser incluso más cara que un diamante.

9. Siempre tenga cuidado de no comprar jade tratado. Una vez el jade ha sido teñido o blanqueado, comprometerá su estructura, causando que el jade se quiebre, quede opaco o incluso que tenga alguna fuga de ácido o tinte.

10. Asegúrese de estar recibiendo jade de buena calidad pidiendo un certificado de autenticidad. La única manera de estar absolutamente seguro es que el jade haya sido probado en un instituto gemológico.

11. El jade se vende por pieza en lugar de por quilate, como ocurre con otras gemas. El valor del jade se basa en su color, la intensidad y su traslucidez. Los colores más raros e intensos tienen los precios más altos.

¿CÓMO DEBO CUIDAR MI JOYERÍA DE JADE?

La dureza de Jade jadeíta varía desde 7.0 hasta 7.5 en la escala de Mohs, en donde el mineral más duro, el diamante, es un 10. Esta cualidad hace de la jadeíta una gema ideal para uso diario, ya que no tiene que preocuparse de que se arruine fácilmente.

El Jade es relativamente fácil de cuidar:

Cuanto más lo use, su Jade se pondrá más brillante y hermoso.

La mejor manera de limpiar su joyería de jade es con un jabón suave y agua tibia. Utilice una toalla suave para secar.

Es recomendable utilizar un cepillo de cerdas suaves para aberturas entre el jade y la montura, así como para las piezas talladas.

Evite utilizar limpiador químico.

Al llevar su joyería de jade con un joyero para ser limpiada o reparada, asegúrese de que éste no utilice vapor para limpiarla.

Nunca utilice un limpiador ultrasónico.

Es mejor evitar utilizar su joyería al nadar en una piscina tratada con cloro, el océano, o sumergirse en una tina de agua caliente.

¿QUÉ ES EL GOLD-FILLED?

De acuerdo con el Instituto Gemológico de América, GIA, el oro laminado es “un material de aleación de 10K u oro más fino, soldado o unido a un metal menos costoso.

El revestimiento debe representar al menos 1/20 del peso total del metal”. En los Estados Unidos, la calidad del oro laminado es definida por la Federal Trade Comission FTC (Comisión Federal de Comercio). Los sellos más comunes que se encuentran en joyas de oro laminado son 1/20 12K GF y 1/20 14K GF.

Artículos de oro laminado, incluso con el uso diario, pueden durar de cinco a 30 años, pero eventualmente se desgastará. La capa de oro de la joyería de oro laminado varía mucho dependiendo del fabricante, por lo que no hay una única y simple comparación.

Los artículos de oro laminado son de 50 a 100,000 veces más gruesos que el enchapado de oro y de 17 a 25,000 veces más gruesos que el baño de oro (a veces estampado HGE o PGH). En el caso de piezas de oro laminado de buena calidad, algunas tienen el mismo aspecto que el oro de 14 quilates.

En Casa del Jade, toda nuestra joyería de oro laminado es 14K GF.

Guias de compra

Descargar guia para comprar anillos

Descargar guia para comprar collares

Descargar guia para comprar brazaletes